Skip to content

Emas cumplió con su 6ta Cátedra Ambiental

6 Cátedra Ambiental

La Fundación Centro de Pensamiento Ambiental CEPA, Emas y la Universidad Católica de Manizales cumplieron este viernes 25 de agosto con la sexta Cátedra Ambiental.

Este tema que se fundamenta en uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible promulgados por la Organización de Naciones Unidas para el período 2015-2030, nace puntualmente del objetivo #12 de la nueva agenda de desarrollo sostenible, que pide garantizar modalidades de consumo y producción más sostenibles, es decir, “hacer más, con menos”.

Recordemos además, que con esta iniciativa se busca reducir a la mitad, el desperdicio mundial de alimentos para lograr el uso eficiente de los recursos naturales y de esta manera promover el reciclaje.

 

El espacio académico de este viernes presentó experiencias a la comunidad para ser más responsables con sus acciones de consumo, y evidenciar como tienen aplicabilidad en nuestra cotidianidad.

Para el caso particular de los Mercados Agroecológicos, tema expuesto por el director del Jardín Botánico de la Universidad de Caldas, este enfoque permite:

  • Adquirir mayor resiliencia ecológica y menor riesgo frente a las cambiantes condiciones medio ambientales.
  • Mejoras frente a salud y nutrición con dietas más variadas, nutritivas y frescas, menor incidencia de envenenamiento con plaguicidas.
  • Conservar los recursos naturales (biodiversidad, materia orgánica del suelo, calidad y cantidad de agua, servicios de los ecosistemas, como por ejemplo, polinización y control de la erosión).
  • Estabilidad económica gracias a la variedad de fuentes de ingreso; extensión de los requerimientos de mano de obra y de los beneficios productivos a lo largo del tiempo; menor vulnerabilidad frente a las variaciones en el precio de un producto único, etc.)
  • Mitigación del cambio climático a través de una mayor eficiencia energética, menor dependencia de combustibles fósiles y de insumos agrícolas basados en combustibles fósiles, aumento del secuestro de carbón y de la captura de agua en los suelos;
  • Aumento de la resiliencia social y de la capacidad institucional (mayores conocimientos ecológicos y más redes de apoyo social.)